ALIMENTACIÓN Y APNEA DEL SUEÑO (y algo más sobre el sueño)

Sin necesidad de detallar lo que es la apnea del sueño (entiendo que quienes puedan estar interesados en este escrito es porque saben ya de sobra lo que es) me gustaría hacer una mención especial al libro de la enzima prodigiosa de Shinya Hiromi, donde hace un interesante planteamiento acerca de malos hábitos cotidianos que causan enfermedades.

El planteamiento de este médico japonés es sencillo: algunas enfermedades se pueden curar sencillamente con modificar algunos hábitos cotidianos. Continua leyendo

ALIMENTACIÓN Y ESPERANZA DE VIDA EN HOMBRES Y MUJERES EN ESPAÑA

NOTA: se entiende por Esperanza o Expectativa de vida a la media de la cantidad de años que vive una determinada población (en el caso hombres o mujeres en España) y durante un cierto período.

¿Cuantas personas se han preguntado porqué las mujeres viven más que los hombres?
La esperanza de vida en 2015 en España es de 86 años en mujeres y de 80 años en hombres, lo que significa una diferencia de seis años más de vida. ¿porqué viven más las mujeres que los hombres? La respuesta más habitual es que las mujeres “SE CUIDAN” más que los hombres.
Siguiente pregunta: ¿qué significa que “se cuidan” más?, una pregunta curiosa, al parecer cuidarse no significa echarse cremas antiarrugas ni hacer gimnasia, ni tomar el sol, aunque puede ser que influyan, lo más importante vuelve a estar en la alimentación.
Ahora bien, qué clase de alimentación puede hacer que la vida de una mujer se alargue hasta seis años más su vida… hagamos un pequeño análisis…
Hagamos el siguiente planteamiento: una pareja viven conjuntamente, preparan una comida más o menos saludable, pero ella debe ausentarse durante una semana, ¿qué hace él?, aquí cada uno podrá dar su propia opinión, pero si hago un pequeño esbozo de la situación más habitual podría ser algo así: él compra unas pizzas congeladas, queso, embutidos y unas cuantas porquerías para picotear, es lo que dicen que hacen los “rodriguez”. La forma de actuar es algo así como voy a tomarme unos días de vacaciones (o de libertad), de modo que me voy a desmadrar y a comer lo que me da la gana. Este ejemplo es solo una situación puntual de lo que harían la mayoría de los hombres si el preparar la comida dependiese de ellos.
Ahora demos la vuelta a la historia… él es un ejecutivo que viaja mucho y ella se queda en casa con frecuencia, a la hora de preparar su comida no se plantea tanto “voy a comer lo que quiera” sino algo muy diferente, las mujeres, a la hora de comer, piensan de otra manera, si pensamiento posiblemente sería algo así como “voy a prepararme una comida nutritiva y saludable”.
¿no es curiosa la forma tan peculiar que tenemos de pensar hombres y mujeres? Los hombres son incapaces de plantearse ayunos o dietas, las mujeres son propensas a intentar infinidad de dietas que no siempre dan resultado pero que, sin embargo, son muy útiles para ayudar a que el cuerpo pueda eliminar toxinas y funcionar mejor. El ayuno también es un modo muy saludable de eliminar esas toxinas y hacer que el hígado trabaje mejor.
Profundizemos un poco más: ¿qué comen hombres y mujeres? Las mujeres suelen ser más aficionadas a las verduras, ensaladas, etc, los hombres tienden a demandar más proteínas, como es el caso de la carne o el pescado. Aquí hay quien dirá que las mujeres son más propensas a los dulces, a los helados, a alimentos grasos, pero esos alimentos tienden a convertirse en culpa, culpa que vuelve a convertirse en más dietas y ayunos. Divertido ¿verdad?
Según algunos artículos las mujeres desarrollan problemas cardiovasculares diez años más tarde que los hombres, pero ¿porqué se desarrollan problemas cardiovasculares?, pues por lo general, una vez más, estos problemas suelen estar bastante relacionados con la alimentación. Las mujeres comen a la plancha, los hombres comen más frito.
Estoy seguro que la fisiología de la mujer es más resistente que la del hombre, que la diferencia hormonal condiciona, que incluso su genética las hace más resistentes, con sus dos cromosomas XX, pero por mucho que eso pueda influir, seguro que la alimentación y su equilibrio emocional tienen más influencia en su calidad de vida y en su esperanza de vida que hormonas y genética, porque nada influye tanto como lo que aportamos a nuestra vida, día a día, y de eso saben más las mujeres que los hombres.
SIN EMBARGO la cosa no acaba aquí, ya que hay que contar con más variables, variables con las que aún no hemos contado y que pronto empezarán a dar sus resultados…
Debemos pensar que esas mujeres que mueren a la edad de 86 años (edad media de esperanza de vida en mujeres actualmente) son mujeres que nacieron entre 1920 y 1930, una época en que aún si se utilizaban aditivos en la alimentación, donde la industria alimentaria estaba en pañales y conceptos como comida rápida, o como teléfono móvil o internet, no eran ni siquiera imaginables. Pero cuando la población que nació a finales del siglo XX, que conoció la era de la tecnología pero apenas si pisó la alimentación casera ya casi en vías de extinción, llegue a los 86 años ¿realmente tendrán la calidad de vida que tienen hoy nuestras abuelas? O tal vez ni siquiera lleguen a los 60 ¿quién sabe?, yo abogo porque la esperanza de vida de la que tanto presumen empezará a disminuir a partir de 2025 o 2030, que la causa será una notable intoxicación en nuestros cuerpos y que solo aquellas personas que hayan sido capaces de tener el sentido común suficiente como para haber sabido valorar una adecuada alimentación llegarán a sus 80 años con una buena calidad de vida y con una mínima necesidad de recurrir a medicamentos para ayudar a soportar los achaques que puedan llegar a tener.
¿pretenciosa predicción?, bueno, en diez años lo veremos, no queda tan lejos.

¿NECESIDAD O PLACER? EL ERROR DE LOS CONCEPTOS

Una pregunta muy repetida en el mundo de la alimentación es esa de si comemos por necesidad o por placer. Y la respuesta más frecuente a esta pregunta es que por las dos. Claro.

Obviamente es lo habitual en la sociedad moderna el sentarnos a la mesa con el doble objetivo de saciar nuestro apetito, nuestra HAMBRE, y al mismo tiempo disfrutar de nuestra comida.

Planteo algunas situaciones frecuentes de nuestra vida: Continua leyendo

NO CONFUNDIR TRADICIÓN CON SENTIDO COMÚN (2ª parte)

Siguiendo con el escrito anterior, quisiera centrarme en varios puntos dentro de el planteamiento ¿las tradiciones son criterios correctos siempre?

Palabras (reflexiones) de Siria Grandet:

“Hacemos las cosas porque alguien estableció que así debían de ser o porque vimos que alguien las hizo de tal manera… y las seguimos repitiendo a lo largo del tiempo sin detenernos a analizarlo; sin preguntarnos el porqué de ello, el fundamento que lo sostiene, etcétera”.

“No debemos dar nada por hecho, ni creer las cosas solo porque alguien lo dijo, apliquemos nuestro propio criterio y saquemos nuestras propias conclusiones… esta es la manera de adquirir conocimiento-sabiduría”.

Continua leyendo

¿porqué es tan importante la alimentación? unos datos sobre alimentación y salud…

28 de enero a 1 de febrero de 2002, Ginebra, Consulta Mixta OMS/FAO – la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) –  de Expertos en Régimen Alimentario, Nutrición y Prevención de Enfermedades Crónicas.

La Consulta reconoció que la epidemia creciente de enfermedades crónicas que aqueja tanto a los países desarrollados como a los países en desarrollo está relacionada con los cambios de los hábitos alimentarios y del modo de vida.

Según exponen: la última década el siglo XX supuso una aceleración en los cambios experimentados por los regímenes alimentarios y los modos de vida en respuesta a la industrialización, la urbanización, el desarrollo económico y la globalización de los mercados. Continua leyendo