¿ES INCOMPATIBLE LO APETITOSO CON LO NUTRITIVO Y SALUDABLE? LAS 5 ETAPAS DEL DUELO

Esta, aunque parezca tontería, es la pregunta que mucha gente que quiere llevar una alimentación sana se plantea: podemos ir a un restaurante y encontrar unos platos que nos parecen de lo más apetitosos, pero sin plantearnos qué aportarán a nuestro intestino y a nuestra salud esos alimentos. Después aprendemos sobre asociaciones de alimentos y sobre alimentación sana y descubrimos que pocas veces vamos a encontrar lo que se llama platos saludables en la mayoría de los sitios de restauración. Aquí comienza el primer conflicto ¿qué hago?¿no salgo de mi casa?¿como solo lo que yo prepare?. Y ante nuestra desilusión seguimos el primer paso del duelo…duelo 2

Parecerá tontería pero explicaré lo del duelo, cuando perdemos a un ser querido pasamos por una serie de etapas que suponen un proceso de transformación hasta llegar al último que es la aceptación de la pérdida de esa persona y volver a nuestro equilibrio anterior, solo que todo esto se puede también aplicar a cosas, a hábitos, etc…. Las 5 etapas del duelo: negación, ira, negociación, depresión y aceptación.

Bueno, dejando claros los conceptos: lo primero, la razón original de comer es aportar nutrientes a nuestro cuerpo, esto puede parecer una tontería así dicho, pero la cuestión es que cuando aportamos alimentos (que no nutientes) estamos aportando una serie de sustancias que pueden beneficiar o perjudicar a nuestro cuerpo. Un ejemplo: si comemos comida con un poco de arsénico (si, arsénico, veneno…) pues parte de los alimentos nos nutrirán pero hay algo, un ingrediente, que no sé si adivinaréis, que empezará a dañar a nuestro cuerpo, al principio tal vez no lo notemos, pero pasado un tiempo empezaremos a sentir náuseas, tendremos mareos, vomitaremos alguna vez, después empezaremos a sentirnos débiles, y así poco a poco hasta llegar a ese punto en que, inevitablemente, nos morimos. Entonces la pregunta es ¿preferimos la comida con arsénico o sin arsénico?duelo 3

Siguiendo con el asunto, algunos alimentos nos aportarán nutrientes, es decir, esas sustancias que necesita nuestro cuerpo, cada una de nuestras células, para que podamos seguir viviendo y además mantenernos sanos. Pero los alimentos podrán aportar otras sustancias que sirvan para otras funciones, por ejemplo, la fibra no nos nutre pero ayuda a limpiar el intestino, por lo que es importante, y habrá otras que serán perjudiciales. Si la cantidad de sustancias perjudiciales es pequeña, bueno, nuestro cuerpo se encarga de eliminarlas y pa´lante, pero si son muchas, ya empiezan los problemas. La cuestión es que cuando se cocinan los alimentos ya están perdiendo gran parte de esos nutrientes que nos interesan  y por otro lado están generando una serie de sustancias perjudiciales, lo que hace que cuanto más cocinemos menos nutritivos y  menos saludables serán esos alimentos.

Entonces volvemos a los sitios de comida. Es cierto que un restaurante ofrece la otra parte de la alimentación, es decir, no solo comemos para obtener nutrientes, también lo hacemos para disfrutar de esos alimentos. Pero ¿tiene que estar reñido el sabor y el placer con lo saludable y nutritivo del alimento? Esa es la gran pregunta ¿verdad? Los restaurantes nos ofrecen platos que nos atraen por lo apetitosos y exquisito de su sabor, las cartas están pensadas para mostrar platos sugerentes que nos hagan la boca agua. Pero el problema es que en ningún momento se plantean si esos platos son saludables, estoy seguro que el 99,99% de los lugares de alimentación ni valoran si lo que venden es saludable…duelo 4

Un ejemplo: si salimos encontraremos que la mayoría de los bares y restaurantes te ofrecen ensaladas, en principio parecen alimentos saludables, pero si vamos observando vemos que la zanahoria no es natural sino que es una zanahoria rallada que estaba en una lata con conservantes y además pasteurizada, también sabemos que los ingredientes rara vez serán ecológicos, y así vamos viendo que incluso una sencilla ensalada falla en lo más básico. Aquí podemos pensar en la segunda etapa del duelo: la mala hostia que se nos pone de ver que nos venden algo para ganar dinero y sentirse orgullosos de lo bien que cocinan,pero no para ofrecernos salud o para aportarnos algo nutritivo ¿pero qué coño es esta mierda?

Pasemos a la tercera parte del duelo, la negociación: nos planteamos: bueno, la mayoría de los sitios son una mierda pero, aunque no sea una maravilla siempre puedo comer esto o lo otro, y si busco seguro que encuentro algún lugar que valga la pena… bueno, alguno suele haber, gracias a Dios, pero pensemos también que en la mayoría no sabemos cómo cocinan (yo odio el microondas y sé que lo usan todos los bares) y no olvidemos que siempre nos queda nuestra casa y nuestra elección culinaria, que siempre será la mejor, de hecho esto es lo que hace la mayoría: comemos saludable y nutritivo en casa y en alguna ocasión salimos fuera a comer ¡y que sea lo que Dios quiera!, bueno, más o menos, tampoco diré que sea la mejor decisión pero como ya decía: negociación.

Así que deprimámonos un poco y tomemos la cuarta etapa del duelo: tristeza  y dolor, ¿porqué coño no habrá más sitios donde se pueda comer decentemente?, aquí hay incluso quien se plantea montar un restaurante vegetariano (yo me lo sigo pensando, y seguro que acabo haciéndolo)duelo 1

Pasamos un tiempo de frustración pensando que pasamos más tiempo comiendo en casa que viendo la luz del sol y que ni por casualidad van a abrir un vegetariano o un bar de comida saludable cerca de casa, pero al final no nos queda más remedio que aceptarlo. Como diría la canción: la vida es así, no la he inventado yo…. Y así es como llegamos a esta última etapa del duelo, la aceptación: haremos lo que podamos y lo mejor que podamos, total, morirnos nos vamos a morir todos, solo que al menos yo no me moriré con artrosis y sin poder moverme a los 90 años, tendré la mente lúcida y el cuerpo activo. Bueno, o al menos eso creo y espero, mientras tanto esperaremos a que la conciencia de la humanidad haga que a alguien se le ocurra montar ese bar sano que tanto deseo cerca de mi casa… un beso para todos/todas.

PD: Una ultima cosa: os ofrezco la oportunidad de escribir a todo el mundo bares, restaurantes o lugares saludables para que así la cosa vaya haciéndose un poco más fácil para todos, gracias

Añadir a favoritos el permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *